Amazonas, mito o realidad…

bb5468bfc45340f1a00c2f2e25b1d314

La existencia de un pueblo gobernado por mujeres guerreras ha sido un mito recurrente a lo largo de la literatura universal. Tenemos precedentes desde la Iliada de Homero hasta escritos de historiadores que dejaron plasmadas sus experiencias en la conquista de américa por parte de los colonizadores españoles, hasta tal punto que se otorgó al gran río el nombre de Amazonas, en honor a las visiones de mujeres guerreras que atacaban a los invasores.

Más haya del hecho evidente de que las mujeres pueden ser tan diestras como los hombres en el uso de las armas, sólo es el punto de vista machista de la época, tanto en la Grecia clásica como en los siglos XV y XVI donde se narran estos contactos, pues en ambos casos tanto la religión predominante como la cultura eran fuertemente patriarcales.

Es indudable que existieron mujeres guerreras en las civilizaciones antiguas, como demuestran recientes hallazgos en yacimientos de los antiguos escitas, o las guerreras celtas, pasando por las valquirias vikingas. La interpretación de un pueblo conformado únicamente por mujeres, en las cuales los varones eran utilizados solo para aparearse, fue seguramente una interpretación libre de unos hombres para los cuales el concepto de igualdad era sencillamente inaceptable.

Todos estos precedentes, además de muchos otros surgidos en diversas obras de ficción de todos los tiempos, nos hablan de grupos de mujeres guerreras que viven de acuerdo a principios que son del todo opuestos a las tradicionales religiones y credos patriarcales, como las principales religiones monoteístas, o incluso en la antigua Grecia mitológica. No hace falta ser psicólogo para darse cuenta de la acción reaccionaria que se produce en un entorno de represión sexual, en el que la imaginación debe hacer horas extra para suplir a la triste realidad.

Para que una civilización o grupo étnico pudiera sobrevivir de esta forma tan atractiva, desde un punto de vista meramente intelectual, por supuesto ;), necesitaríamos una serie de condicionantes que difícilmente podrían haberse dado en un contexto tradicional de la historia, aunque es tanto lo que no sabemos que es fácil dejar volar la imaginación, entre otras cosas, hacia los verdes prados habitados por indómitas mujeres desnudas.

El contexto para que surja un pueblo tan atractivo como el de las amazonas se da en todo su esplendor en la saga Involución, pues tenemos un mundo en el que la raza humana está a punto de extinguirse, ya que las pocas mujeres que no son estériles sólo pueden tener hijas debido a una mutación artificial.

Dado que necesitaba crear un pueblo humano que careciera de tecnología avanzada, para mí fue una elección muy sencilla escoger a un grupo basado en las míticas amazonas. Crear una cultura y una religión  completamente diferente a las encorsetadas y machistas civilizaciones tradicionales ha supuesto un enorme placer para mí, dando una gran riqueza a los personajes femeninos de la saga. Kirasha, Yonceba o Novazema no serian tan atractivas si no tuviéramos una imagen mental tan potente como la que nos proporciona el maravilloso mito del pueblo perdido de las amazonas.

Parte I – Esperanza en llamas

Parte II – La Voluntad de los Arboles

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s