Amazonas, mito o realidad…

bb5468bfc45340f1a00c2f2e25b1d314

La existencia de un pueblo gobernado por mujeres guerreras ha sido un mito recurrente a lo largo de la literatura universal. Tenemos precedentes desde la Iliada de Homero hasta escritos de historiadores que dejaron plasmadas sus experiencias en la conquista de américa por parte de los colonizadores españoles, hasta tal punto que se otorgó al gran río el nombre de Amazonas, en honor a las visiones de mujeres guerreras que atacaban a los invasores.

Más haya del hecho evidente de que las mujeres pueden ser tan diestras como los hombres en el uso de las armas, sólo es el punto de vista machista de la época, tanto en la Grecia clásica como en los siglos XV y XVI donde se narran estos contactos, pues en ambos casos tanto la religión predominante como la cultura eran fuertemente patriarcales.

Es indudable que existieron mujeres guerreras en las civilizaciones antiguas, como demuestran recientes hallazgos en yacimientos de los antiguos escitas, o las guerreras celtas, pasando por las valquirias vikingas. La interpretación de un pueblo conformado únicamente por mujeres, en las cuales los varones eran utilizados solo para aparearse, fue seguramente una interpretación libre de unos hombres para los cuales el concepto de igualdad era sencillamente inaceptable.

Todos estos precedentes, además de muchos otros surgidos en diversas obras de ficción de todos los tiempos, nos hablan de grupos de mujeres guerreras que viven de acuerdo a principios que son del todo opuestos a las tradicionales religiones y credos patriarcales, como las principales religiones monoteístas, o incluso en la antigua Grecia mitológica. No hace falta ser psicólogo para darse cuenta de la acción reaccionaria que se produce en un entorno de represión sexual, en el que la imaginación debe hacer horas extra para suplir a la triste realidad.

Para que una civilización o grupo étnico pudiera sobrevivir de esta forma tan atractiva, desde un punto de vista meramente intelectual, por supuesto ;), necesitaríamos una serie de condicionantes que difícilmente podrían haberse dado en un contexto tradicional de la historia, aunque es tanto lo que no sabemos que es fácil dejar volar la imaginación, entre otras cosas, hacia los verdes prados habitados por indómitas mujeres desnudas.

El contexto para que surja un pueblo tan atractivo como el de las amazonas se da en todo su esplendor en la saga Involución, pues tenemos un mundo en el que la raza humana está a punto de extinguirse, ya que las pocas mujeres que no son estériles sólo pueden tener hijas debido a una mutación artificial.

Dado que necesitaba crear un pueblo humano que careciera de tecnología avanzada, para mí fue una elección muy sencilla escoger a un grupo basado en las míticas amazonas. Crear una cultura y una religión  completamente diferente a las encorsetadas y machistas civilizaciones tradicionales ha supuesto un enorme placer para mí, dando una gran riqueza a los personajes femeninos de la saga. Kirasha, Yonceba o Novazema no serian tan atractivas si no tuviéramos una imagen mental tan potente como la que nos proporciona el maravilloso mito del pueblo perdido de las amazonas.

Parte I – Esperanza en llamas

Parte II – La Voluntad de los Arboles

Anuncios

¿Evolución o Involución?

evolucion-ser-humanoLa mayoría de los principales mecanismos de la evolución parecen ser aleatorios, basados en la impresionante capacidad de la naturaleza de hacer funcionar el mayor activo de la investigación científica, esto es: el infalible prueba-error.

Cuando una mutación aleatoria produce una ventaja del individuo sobre sus congéneres, en teoría ese individuo podrá reproducirse con mayor facilidad y sus descendientes tendrán en su ADN esa misma ventaja, por lo que estaremos en los umbrales de una nueva especie

Esta es la teoría básica, pues achacar al mero azar la impresionante capacidad de algunas formas de vida para adaptarse al medio es un poco aventurado. Existen muchos factores que pueden condicionar el sentido de una mutación, ambientales externos e internos, fisiológicos, o incluso artificiales, como los que el hombre ha llevado a cabo con la totalidad de especies domesticadas que conviven con nosotros desde hace milenios.

No pretendo ni tengo capacidad para escribir demasiado sobre los secretos de la evolución a nivel proteico, ni de cómo funcionan las cadenas de aminoácidos para re secuenciarse. Lo único que puede hacer un escritor de fantasía es fantasear, y a partir de la base de la evolución plantear algunas cuestiones, que quizá en un futuro se resuelvan, o no…

En el ciclo involución se plantea un mundo arrasado por la superpoblación y la contaminación, un planeta casi yermo en el que apenas quedan especies animales, en el que difícilmente puede sobrevivir una civilización tan hambrienta y consumista como la que disfrutamos en nuestros días. En este contexto es fácil pensar en un grupo de hombres poderosos decidiendo salvar el planeta para su propio disfrute, sin tener ningún reparo en acabar con gran parte de la especie humana.

La clave para cambiar el ADN de forma artificial no aleatoria está en los virus. La medicina ya es capaz de programar determinados virus para conseguir que algunas células realicen tareas que no eran naturales para ellas. Usar los virus para acelerar las mutaciones, o dirigirlas según nuestra conveniencia parece un paso más que evidente.

Pero lo más sorprendente de todo es la memoria genética. El ADN contiene no solo información de todas y cada una de las diferentes células de nuestro cuerpo, en su infinita variedad de combinaciones y formas, que nos definen como especie. También contiene información de las diferentes secuencias de mutaciones anteriores, de esta forma, apretando los botones adecuados, podríamos conseguir una involución de la especie, desde un punto de vista meramente biológico.

http://www.abc.es/ciencia/20150512/abci-dinosaurios-aves-genes-201505121337.html

En el libro Esperanza en Llamas conocemos a Shimatsu, un personaje complejo que nos deleitara con su refinada educación, y nos repugnara con su falta de escrúpulos, pues es uno de los responsables del apocalipsis que esterilizado a la humanidad.

 

En un mundo tan salvaje y de una naturaleza tan espectacular como el que nos presentan estas novelas es difícil imaginar una verdadera involución, pues la bilogía en realidad ha evolucionado de forma salvaje y artificial, provocándose una aceleración brutal en las mutaciones de las especies. La involución que nos muestra la obra tiene mas que ver con la misma esencia de la humanidad.

Parte I – Esperanza en llamas

Parte II – La Voluntad de los Arboles

Persiguiendo una quimera.

No es fácil describir en pocas palabras un proyecto tan ambicioso como el de involución. Si ya has podido disfrutar de la primera parte, Esperanza en llamas, habrás podido comprobar que la saga va mucho más allá de el típico libro de ciencia ficción apocalíptica. La trama se sirve del mito de las amazonas buscando al último hombre de la tierra para perpetuar la especie, sirviendo este argumento como envoltorio para desentrañar el problema principal, la verdadera búsqueda de la humanidad desde el principio de los tiempos, la odisea, el ansiado grial, la fuente de la eterna juventud. Todos lo mitos se resumen en uno: la inmortalidad.

Por vez primera en la historia estamos a las puertas de descubrir las herramientas que nos permitirán preservar nuestras mentes del paso del tiempo, pues solo es cuestión de décadas que los científicos averigüen y después emulen los mecanismos biológicos según los cuales almacena la información nuestro cerebro.

La ingeniería genética ha avanzado a un ritmo mucho mas elevado de lo que las previsiones de hace unos años podían esperar, la pregunta no es si lograremos dominar el ADN, sino cuando. ¿Que hará el hombre cuando sea capad de crear nuevas especies, prevalecerá la ética o se impondrán los intereses financieros?Si la ciencia avanza a este ritmo las enfermedades no existirán porque serán erradicadas, y la vejez no sea mas que un reloj que podremos hacer retroceder una y otra vez pero,¿quien podrá pagarse todo esto?, ¿está el planeta preparado para el siguiente paso evolutivo de la humanidad?

 

Parte I – Esperanza en llamas

Parte II – La Voluntad de los Arboles

Ciclo Involución